Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Agujeros de un jersey azul, que protege de la lluvia

Me enseñaste a conducir. Sentada en un cojín, asomando apenas la nariz por encima del volante. Pero metiendo marchas. Levantando el pie antes de entrar en las curvas y acelerando al salir de ellas.

Me apuntaste a una carrera ciclista, me pusiste el dorsal y me animaste a participar, aunque yo aún iba en triciclo.

Me enseñaste que en la vida hay buenos. Y malos. Y ni buenos ni malos. Y que en las guerras no gana nunca nadie. Y me terminabas perdonando cuando me portaba mal.

A que vivir en paz con uno mismo era lo mejor del mundo, independientemente de lo que pensase el resto.

Me enseñaste a adorar los sábados, los domingos. El jabón.

Los disfraces de carnaval.

Me animaste a tomar decisiones, incluso antes que hablar. A respetarme como persona. A que si algo me gusta pues me gusta y punto, y que le den a los demás.

A disfrutar de Sinatra. A que me pueden gustar cosas que a los demás no.

Me enseñaste que llevar sombrero es guay.

Me enseñaste que un esfuerzo detrás de otro consigue cosas.…