Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

¿Qué inútil hace las entrevistas de personal?

Érase una vez una tienda famosa en Huelva por la mala atención al cliente de sus dueños. Suerte que los productos se vendían solos.

Esa cadena de comercios decidió montar una sucursal, no una franquicia, que se fue a pique por varias razones, entre ellas el caos que llegó a suponer entrar en esa tienda desordenada (Demasiado grande, poco personal, personal muy vago) y siempre caótica. El producto, sin embargo, se vendía solo.

Hace unos días fui con una amiga a conocer la nueva tienda de esta cadena en Huelva. Pequeña, angosta, con poco producto expuesto (y mira que si lo ves se vende solo).

Esperando en la caja para pagar, la clienta que va delante nuestra pregunta:

- ¿Qué día comienzan las rebajas?

A lo que una empleada mal arreglada, de mediana edad y con expresión de chupar limones responde:

- Eso si hay, ¿no?


Con la de gente capacitada que hay en las listas del paro. Con la de gente que hay.

Mirando atrás

Ahora que voy llegando al final y echo la vista atrás me doy cuenta de que he tenido uno de los cursos académicos más intensos de mi vida. Tanto como alumna como en mi papel de docente. Hoy es mi primer día de trabajo sin chicos y al ver la clase tan vacía he recordado las risas que me he echado con ellos, los momentos de duro trabajo (que aseguro que han sido muchos) y esas veces en las que he tenido que sacar el látigo para domarlos.

Pero mi misión esta conseguida. La totalidad de mis chicos se va al instituto, inicia una etapa nueva y deja atrás una parte importante de la infancia. Ellos han llorado muchísimo, pero a mi me gusta pensar que es bueno seguir el curso natural de la vida. Es lo deseable.

Ha sido un curso especial. Yo, que nunca quise hablar de la crisis al comienzo, veo cómo me limita mi vida personal y profesional. La mía y la de mis alumnos. Y eso se ha ido agudizando con el paso de los meses. Se ha agudizado el hambre, el ingenio, la miseria que no se ve a simple vis…